Para todos los gustos

Las playas más hermosas están en Rivas, cada una ofrece un turismo diferente.

ScreenShot003

HOY/Jessly Obando G.
De norte a sur está El Astillero, Punta Teonoste, Guasacate, Las Salinas de Nahualapa, Popoyo, El Gigante y Playa Colorado (en la Hacienda Iguana). Estas son algunas de las playas que integran lo que podríamos llamar el corredor turístico de Tola, municipio del departamento de Rivas.

Para llegar al pueblo hay que salir de Managua y enrumbarse 122 kilómetros sobre la panamericana sur. Una vez en el pueblo es un asunto de gustos, de charlar con la familia o los amigos según el caso y ver qué tipo de aventura quieren.

Si lo que desean es surfear a 18.5 kilómetros al sur de Tola, está la Hacienda Iguana donde podrán disfrutar de las mejores olas de Playa Colorado, sitio donde se realizó el mundial de surf en julio pasado.

Jiquiliste y Guasacate también perfilan como favoritas para este fin. Pero si anda en plan romance y lo que prefiere es algo mucho más alejado del bullicio y del exceso de turistas, El Gigante es lo suyo.

Aquí no sólo disfrutará de una paz impresionante, también podrá saborear la comida nacional e internacional, fiestas con fogata y lo mejor de todo, tour de avistamiento de ballenas y delfines.

Una vez en el lugar sólo tiene que conversar con los pescadores y ellos le indicarán la hora de salida y el precio. Al hacerlo asegúrese que el capitán ya haya sido capacitado para navegar con cetáceos, si no lo está busque uno que sí conozca las normas de seguridad.

A pescar

En todas las playas mencionadas se puede realizar pesca deportiva, pero es en El Astillero donde se puede convivir con los pescadores, y conocer el trajín del día a día.

El pueblo es bastante pequeño, pero cuenta con esa magia única de las playas lejanas, además con un poco de suerte también puede apreciar el desove y nacimiento de las tortugas paslama, para ello puede informarse con las autoridades del Ejército que están en la zona.

En todas las playas existe una variedad de hoteles y hostales con precios bastante cómodos. Pero si usted prefiere dormir en la ciudad bien puede quedarse en Tola centro, ahí además de los hoteles sencillos hay lugareños que alquilan cuarto como parte del turismo comunitario.

Los cuartos tienen únicamente lo básico, cama, abanico y un baño. Pero si prefiere dormir arrullado por las olas del mar, puede encontrar desde cabañas hasta departamentos de lujo, con piscina y todas las comodidades. Una buena opción para quienes aún no saben donde vivir su luna de miel.

La flecha de la brújula apunta al sur. Atrévase a conocer Nicaragua, en el periódico HOY le damos la guía.

...

Notas Relacionadas