Belleza en las alturas

El municipio de Diriá le encantará con sus coloridos paisajes y relajante mirador

GUIA

 

 

Elida Rodríguez

HOY / Granada

Ubicado en una colina y preservando sus orígenes indígenas, el municipio de Diriá, en Granada, se ha convertido en uno de los destinos turísticos ideales para quienes desean un relajante fin de semana.

A tan solo 64 kilómetros de Managua, este sitio ofrece sano esparcimiento y una experiencia única con la naturaleza.

Diriá cuenta con una privilegiada vista a la Laguna de Apoyo, pero antes de apreciar esta belleza natural le recomendamos recorrer el centro del municipio.

Ahí encontrará un colorido parque que está decorado con llamativas esculturas y que además de juegos infantiles, alberga la Biblioteca Pública Freddy Jiménez.

Junto al parque se destaca la Parroquia San Pedro que fue construida en 1650 y después de dos renovaciones luce impecable.

Tras este pequeño recorrido, el siguiente sitio para visitar es una fuente de agua que surge de las rocas, donde según la historia popular los comunitarios se abastecían de agua potable.

Ese ojo de agua hoy es conocido como La Pila y se puede llegar a él a través de un sendero corto que tiene su inicio en el Mirador El Boquete.

Hay múltiples rótulos que lo guiarán al mirador, donde la belleza de Diriá llega a su máxima expresión.

Acomodarse en una banca y apreciar la Laguna de Apoyo desde este lugar es una experiencia encantadora.

Si desea comer algo o refrescarse con una bebida hay bares y restaurantes que abren sus puertas a partir de las 11:00 a.m.

Ronaldo Baltodano es uno de los comerciantes que le atenderá en este mirador. Él asegura que los turistas nacionales son los que más visitan este rincón de Nicaragua.

Senderismo

Y para los aventureros y atléticos El Boquete les tiene un desafío. Se trata de un sendero de tres kilómetros cuesta abajo hacia la orilla de la Laguna de Apoyo.

“La bajada es chiche, lo que cuesta es la subida”, dice con un tono muy pícaro Juan Carlos Barrios, guarda de seguridad del mirador.

Durante el recorrido se puede respirar aire puro, escuchar las aves y apreciar diversas especies de reptiles.

Un chapuzón en las frescas y limpias aguas de la Laguna hacen que la caminata valga la pena.

Para visitar Diriá solo tiene que bordar un bus en la terminal del mercado Roberto Huembes con destino a Rivas o a Nandaime, cuyo costo es de 18 córdobas, y bajarse en la entrada de este silencioso pero atrayente municipio granadino.

...

Notas Relacionadas