Cierran un capítulo

Después de cuatro años de lucha, el comerciante de queso Pierson Juárez cierra el capítulo de este caso.

 

 

HOY

 

Después de cuatro años de lucha y una semana de huelga de hambre por la restitución de su tramo, el comerciante de queso Pierson Juárez cierra el capítulo de este caso.

 

“Gracias a la gestión de la Asociación de Comerciantes de los Mercados Municipales (Asocomun), que me apoyaron en la ardua lucha por recuperar mi derecho al trabajo, que se me había arrebatado es que hoy puedo sentirme feliz de que me restituyan mi derecho”, dice Juárez.

 

Hace 15 días Auxiliadora Ponce, gerente general del Mercado Iván Montenegro, le entregó oficialmente al comerciante de productos lácteos el tramo MIC-269, ubicado frente al costado este del Centro de Desarrollo Infantil Mildred Abaunza.

 

“Lo que se hizo fue una legalización de la solicitud de Pierson. Con esto se cierra uno de los capítulo más negros de la antigua administración de José Blanco, el gerente de ese entonces”, explica Marcos Marenco presidente de Asocomun.

 

En nombre de la asociación, Marenco reconoce el trabajo de la nueva administración. “Doña Auxiliadora aplicó un poco de justicia y planteó alternativas en busca de solucionar el problema”, comenta.

 

Reactivado

 

Con este nuevo medio de trabajo, Juárez este 15 de agosto pretende reactivarse de lleno a su actividad comercial.

 

“Le dije que tuviera paciencia para restituirle el tramo que nos indicaba la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) y ahora solo queda esperar que lo conserve. Por el momento solo tiene el acta de entrega para hacer la transferencia de dueño. Él deberá pagar la deuda de mora que tiene el tramo que es de 7 mil córdobas”, explica Ponce.

 

A Juárez se le otorgó un tramo cuyas medidas son de 5 metros de largo por 5 de ancho, en compensación por el tramo que él estaba peleando de 1.5 metro por un metro cuadrado. El nuevo tramo está valorado en 10,000 dólares.

 

Beneficiadas

 

Otras comerciantes que salieron beneficiadas con esta resolución fueron Carla Castellón y Luisa Amanda Gutiérrez, quienes temían que le entregaran las planchetas que ellas utilizan a Pierson.

 

“El tramo de Castellón ya está libre de mora y ella está pagando su mensualidad”, señala Ponce.

 

Pedro Flores, un comerciante de ropa, quien tenía problemas porque se quejaban de que obstaculizaba la pasada del pasillo también logró un resultado favorable.

 

“El 5 de junio se le restituyó su derecho, él dejó libre la pasada como ruta de evacuación de emergencia y ahora se le entregó un espacio contiguo al plantel de la Policía”, comenta la gerente.

 

...

Notas Relacionadas