Protesta contra el Mundial

Habitantes de Jacarezinho participaron en protesta en la que retratan la precaria atención en los hospitales públicos brasileños.

mundial10

 

HOY /EFE

Río de Janeiro

Una simulación en la que fue retratada la precaria atención en los hospitales públicos brasileños, con personas muriendo en las filas de espera y pacientes atendidos en el piso, marcó hoy una insólita protesta contra el Mundial de fútbol que Brasil organizará a partir del 12 de junio.

El sector de emergencias de un hospital público, con camillas, medicinas, jeringas, estetoscopios y personas vestidas como médico o enfermera, fue escenificado en una de las estrechas callejuelas de Jacarezinho, una favela en la zona norte de Río de Janeiro.

Los propios habitantes de la comunidad simularon el funcionamiento del hospital, con personas haciendo fila para ser atendidas, puertas cerradas, camillas en el piso, médicos sin condiciones para atender, enfermeros sin medicinas, familiares llorando y otras muestras de la precariedad de la salud pública en Brasil, según los organizadores.

El escenario

mundial3

La escenificación, promovida por la organización no gubernamental Río de Paz y que atrajo decenas de periodistas y curiosos, fue montada sobre una callejuela que los habitantes de Jacarezinho habían decorado previamente como lo hacen en todos los Mundiales, con banderitas, pinturas en el piso y en las paredes, y otros artículos e imágenes referentes al evento futbolístico.

“Decorar la calle para el Mundial hace parte de la cultura brasileña y hoy por primera vez la población de una comunidad pobre decidió decorarla de una forma diferente y darle un sentido político: al lado de las banderitas y del suelo pintado, montamos la emergencia de un hospital público para protestar contra esa inversión de valores”, explicó a Efe el presidente de Río de Paz, Antonio Carlos Costa.

La mayoría de las manifestaciones contra el Mundial que se repiten periódicamente en las ciudades brasileñas y que están convocadas para el torneo que comienza en 33 días hacen referencia a los millonarios estadios “estándar FIFA” que Brasil construyó para la competición y al deseo de que las escuelas y los hospitales también tengan “estándar FIFA”.

El líder de la organización no gubernamental destacó que la población de Jacarezinho participó mayoritariamente y con entusiasmo en la llamativa y pacífica protesta debido a que ha sufrido históricamente por su falta de acceso a salud y educación.

 

...

Notas Relacionadas