Halleslevens: Orden de captura contra Edén Pastora es un mal entendido

El vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens, espera que se aclare el incidente.

HOY/ EFE

El vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens, dijo hoy esperar que la Cancillería de su país y la de Costa Rica aclaren una orden de captura girada por la Policía Internacional (Interpol) contra el legendario “Comandante Cero”, a pedido de San José.

El dignatario nicaragüense, quien calificó ese caso como “un mal entendido” y motivado por cuestiones electorales en Costa Rica, dijo a los periodistas que ese es un asunto al que se debe buscar solución a “nivel de las cancillerías” de ambos países.

Pastora, delegado por Nicaragua para dirigir un dragado en el fronterizo río San Juan, es requerido por la justicia costarricense y la Interpol ya activó una orden de captura internacional porque está imputado en Costa Rica desde 2010 por los delitos de infracción a la Ley Forestal y por usurpación a bienes de dominio público y ese año fue llamado a presentarse a declarar, lo cual no hizo.

“Confusión”

Halleslevens insistió que en esa acusación “hay una especie de confusión en cuanto lo que es el actuar de una persona de manera individual y lo que es el actuar de una persona cuando está haciendo gestiones de parte del gobierno”.

“Hasta donde entiendo no existe nada que se le acuse a él de manera individual, que él ha hecho o cometido algún delito en territorio de Costa Rica (…), él ha actuado allí como funcionario del Gobierno de Nicaragua”, explicó.

El también exjefe del Ejército nicarag ense no descartó, por tanto, que esa orden de captura contra Pastora tenga que ver “con otras connotaciones”.

“Recordemos que los amigos del sur (Costa Rica) están o van a entrar en un período electoral y todos estos temas pues no dejan de tener la búsqueda de lo que es cohesionar al electorado”, agregó.

Con la orden de captura internacional Pastora sería detenido si sale de Nicaragua.

Ese caso se refiere a la supuesta invasión de una porción de territorio costarricense cercano a la costa del Caribe por parte del ejército y funcionarios de Nicaragua liderados por el “Comandante Cero”, como parte de las obras de dragado del río San Juan, de soberanía nicaragense.

Pastora reiteró hoy que Costa Rica no lo puede acusar de esos delitos porque el territorio está en disputa y es la Corte Internacional de Justicia la que decidirá si es de San José o Managua.

Asimismo, volvió a criticar a la Interpol por aceptar una orden de captura en su contra en medio de un “conflicto internacional como es el de Nicaragua y Costa Rica”.

“Toda participación de esta institución, la Interpol, es una locura, es un disparate y eso me lleva a la conclusión de que el representante de la Interpol en Costa Rica ha recibido dinero”, denunció.

A finales de 2010 Costa Rica demandó a Nicaragua ante la CIJ por esos hechos en los que además de la presunta violación de la soberanía, denunció la apertura de un canal en la costarricense Isla Portillos (fluvial) o Harbod Head, según Nicaragua, para unir el río San Juan con el mar Caribe.

Costa Rica afirma que Nicaragua causó daños a un humedal protegido por convenios internacionales y que taló bosque para abrir el caño.

El caso lo tramita la CIJ en un solo expediente junto a una demanda nicarag ense contra Costa Rica por supuestos daños al río San Juan durante la construcción de una carretera de lastre paralela al afluente.

...

Notas Relacionadas