EN EL PARAÍSO

1383555758_4-ESPECIAL
1383555758_4-ESPECIAL
Autor: Dorling López Rivera
Share Button

Dorling López Rivera - HOY/ Colombia

“Estaba mudo ante tanta belleza. […] Así el cielo, los horizontes, las pampas y las cumbres del Cauca hacen enmudecer a quien los contempla. […] Antes de ponerse el sol yo había visto blanquear sobre la falda de la montaña la casa de mis padres”, así describe Jorge Isaacs a la Hacienda El Paraíso, escenario del idílico romance de Efraín y su prima María.

MÁS QUE FICCIÓN

A 118 años de la muerte de Jorge Isaacs —el escritor colombiano creador de la novela cumbre del romanticismo hispanoamericano: María — su recuerdo continúa latente gracias a su novela autobiográfica.

La casa donde el escritor transcurrió su infancia y en la que se ubica como escenario de la historia de María y Efraín, hoy en día es una Casa Museo; el máximo orgullo de la población El Cerrito, de Colombia.

A 36 kilómetros al norte de Cali, se ubica el municipio de El Cerrito, en el corazón de la ciudad —en el parque del corregimiento Santa Elena— se encuentra el monumento que refleja en amor que se tuvieron Efraín y María, personajes principales de la novela María .

Al entrar al blanco caserón de la Casa Museo Hacienda El Paraíso, se percibe el aroma a rosas y azucenas del jardín, el mismo rosal en el que jugaba Mayo, el leal perro de Efraín, cuando María su enamorada prima cultivaba las flores para hacerlas emblema de su amor.

Este mágico lugar no solo fue el sitio que vio florecer el amor de esta pareja, sino que ahora es un emblema colombiano, tanto así que su billete de mayor valor (el de 50 mil pesos) tiene al frente el retrato de María y Jorge Isaacs y al reverso la imagen de la hacienda, del autor colombiano y un poema que le dedicó a María.

En una visita guiada en la Casa Museo hacen un resumen del libro María y cuenta cuarto a cuarto como se van dando los hechos ficticios hilvanados con la vida del autor, hasta que a los 18 años María, una persona epiléptica, muere de amor por Efraín al ser separada de este por el padre del joven.

Bajo un árbol que está en la entrada del caserón y que lleva ahí más de 120 años, los guías del lugar explican las costumbres de la época de juventud del escritor. Ahí se evidencian en cada bloque de la casa una familia tradicionalista en las que los padres dormían en habitaciones separadas porque así se establecía en la época, y también se comenta porque había un sillón de descanso en el cuarto de Estudio de Efraín, ya que para ese tiempo uno no podía hacer la siesta en la cama, porque esta era sagrada solo para dormir por la noche.

En las habitaciones de María y Efraín se respira la historia del romanticismo costumbrista, basta con ver la fotografía de ella y el reloj que indica la hora de su muerte, una rosa fresca en el florero de la habitación de él, que a pesar de la ausencia de María permanece allí evocando su recuerdo.

María, publicada en 1867 y traducida a más de 31 idiomas, siendo una de las obras más destacadas de la literatura hispanoamericana del siglo XIX.

Datos históricos

La ahora Casa Museo Hacienda El Paraíso fue construida entre 1816 y 1828 por Víctor Cabal, ganadero de Buga y exalcalde de la ciudad de Cali. En 1828 fue comprada por el padre de Jorge Isaacs.
En este paradisíaco lugar del valle caucano se desarrolla la mayor parte de la novela María, publicada en 1867 y traducida a más de 31 idiomas, siendo una de las obras más destacadas de la literatura hispanoamericana del siglo XIX.
La hacienda en 1953, fue adquirida por el departamento del Valle del Cauca y declarada Monumento Nacional el 30 de diciembre de 1959.

Vive una aventura

La Casa Museo Hacienda El Paraíso o casa de la Sierra, como la llamaba el escritor, da la espalda a una serranía ubicada a unos cuantos kilómetros hacia el Occidente. Montañas que Efraín frecuentaba en faenas de caza y por donde entraba y salía cuando su viaje no era “al Reino”, como le decían a Cundinamarca, ni a “La Provincia”, como llamaban a Antioquia, en esos tiempos de la Nueva Granada (1832-1858).
Ahora en ese lugar —la parte de mayor elevación de El Cerrito— los turistas que visitan la Casa Museo Hacienda El Paraíso pueden ir a disfrutar de la vista que disfrutaba Efraín, en sus tiempos de caza. Ahí uno se puede lanzar en parapente para conectarse con la naturaleza, admirar el paisaje y tener una vista panorámica del lugar que vio nacer el amor de María y Efraín.
La cima de El Cerito fue uno de los primeros lugares de Colombia aptos para realizar este deporte extremo. Hace tres meses este lugar fue la sede de una competencia internacional de parapente.
Los que visiten la Casa Museo por un costo adicional de 45 dólares pueden lanzarse al aire y vivir una experiencia inolvidable, que se captura con cámaras profesionales que vienen dentro del paquete que ofrecen los pobladores que brindan este servicio.
Share Button