CON NEXOS POLICIALES

Acusado del asesinato de William Calderón aseguró que es oficial activo de la Policía Nacional y francotirador certificado.

Elida Rodríguez / HOY

 

Hasta la mañana de ayer se desconocían los nexos que tienen los acusados del asesinato de William Calderón con la Policía Nacional.

 

El momento clave se dio en la audiencia preliminar cuando se le preguntó a Pedro Alfonso González a qué se dedica. “Soy policía”, dijo ante la mirada atónita de varios presentes.

 

Desde hace catorce años Pedro pertenece a esa institución y, según sus familiares, recibió varias condecoraciones por su destacada labor en operativos contra el narcotráfico.

 

“Esto es un montaje. Mi hijo no tiene nada que ver con la muerte de William Calderón”, dijo Olga González, madre del acusado.

 

Hasta el jueves de la semana pasada, Pedro laboraba como suboficial mayor de la Policía en San Carlos, Río San Juan, y según sus familiares desde hace tres años solicitó la baja en esa institución.

 

“Ya no quería pertenecer a la Policía porque se quería dedicar a su hijo. Él quiso salirse, pero no se lo permitieron”, expresó entre sollozos la madre del presunto autor de los disparos que privaron de la vida a William Mariano Calderón, la noche del sábado 28 de septiembre en un bar capitalino.

 

Pedro conocía desde hace varios años a Sergio Meléndez, ya que ambos compartían el gusto por las armas y las municiones.

 

Los acusados se reunían en el polígono de la Policía, donde Pedro era instructor de tiros, explicaron sus familiares.

 

Acusación

 

La juez Indiana Gallardo, del Juzgado Noveno de Audiencia, admitió ayer la acusación contra ambos implicados en el crimen de Calderón y decretó prisión preventiva.

 

Pedro González es acusado de asesinato, tenencia y uso de armas restringidas y exposición de personas al peligro.

 

Y Sergio Meléndez enfrenta los cargos de fabricación, tráfico, tenencia y uso de armas restringidas.

 

De acuerdo con la acusación, en la vivienda de Meléndez, ubicada en la residencial Casa Real en Managua, fue encontrado un arsenal de armas y municiones y, entre ellas, el arma que fue utilizada en el asesinato de Calderón.

 

“Mi esposo fue fundador de la Policía y él tenía armas porque le gustaba ir al Polígono. Todas las armas tienen documentación legal”, sostuvo Blanca Chavarría, esposa de Meléndez.

 

...

Notas Relacionadas