PARALIZADOS

Miles de empleados públicos con vacaciones forzadas

 

HOY / Agencias

 

El presidente estadounidense, Barack Obama, acusó el martes a los republicanos de lanzar una “cruzada ideológica” y les pidió poner fin a la paralización de servicios del gobierno federal, que dejó a 800,000 empleados públicos de vacaciones forzadas.

 

En un discurso en la Casa Blanca, Obama dijo que los republicanos lanzaron una “cruzada ideológica” para intentar acabar con su reforma de la salud, aprobada en 2010 y centro de la disputa por fondos en el Congreso.

 

“Han paralizado al gobierno en nombre de una cruzada ideológica para negar cuidados de salud asequibles a millones de estadounidenses”, dijo el mandatario.

 

Varios servicios públicos quedaron paralizados a partir del martes, por primera vez en casi 18 años, tras el fracaso de las negociaciones entre republicanos y demócratas en el Congreso para consensuar el presupuesto para el ejercicio fiscal 2013-2014.

 

Esta situación podría agravarse de nuevo dentro de dos semanas si no hay acuerdo político sobre el límite legal de endeudamiento del país.

 

Desde el martes, unos 800,000 empleados públicos de servicios considerados no esenciales, de un total de dos millones, tendrán que quedarse en casa sin sueldo hasta nueva orden y se cerrarán parques nacionales, museos y monumentos, incluyendo la emblemática Estatua de la Libertad.

 

“Aprueben un presupuesto y terminen la parálisis”, exigió Obama.

 

De acuerdo con una encuesta de la Universidad Quinnipiac divulgada ayer, los votantes estadounidenses rechazan (por un porcentaje de 72 a 22 por ciento) el cierre del Gobierno como intento de bloquear la reforma sanitaria promulgada en 2010.

 

...

Notas Relacionadas