Nada fácil

El final de la carrera de Derek Jeter parece estar al doblar de la esquina.

HOY/ESPN

 

El final de la carrera de Derek Jeter parece estar al doblar de la esquina.

 

El Capitán, imagen indiscutible de las Grandes Ligas por casi dos décadas está ahora mismo enfrentando el implacable paso del tiempo y las lesiones que ello conlleva.

 

Su tobillo, fracturado en el

 

2012, se niega a sanar, tal como se vio a lo largo de esta campaña, en la que Jeter pasó más tiempo en la lista de lesionados que en el terreno.

 

¡Difícil tarea la que tienen por delante ahora los directivos de Nueva York! No se trata de reemplazar a un pelotero más.

 

Estamos hablando del jugador más emblemático de los Yanquis desde los tiempos de Mickey Mantle.

 

Pero como se acostumbra a decir en el mundo del teatro, el show debe continuar. La pregunta es ¿con qué actor?

 

Ni soñar con que salga otro Jeter del sistema de Ligas Menores. Por años los Yanquis han descuidado su granja, cuando prefirieron optar por jugadores establecidos a cambio de sus mejores prospectos.

 

No le quedará otro remedio que buscar en el mercado de agentes libres.

 

El problema es que los mejores campocortos de hoy están agrupados en una hornada de jóvenes talentosos a quienes todavía les falta demasiado tiempo para llegar a la agencia libre o ya están amarrados a sus equipos actuales por varios años.

 

Las tres opciones más inmediatas disponibles son Stephen Drew, el cubano Yunel Escobar y el dominicano Johnny Peralta.

 

...

Notas Relacionadas