Más de 100 mil

Decenas de miles de personas respondieron al llamado del papa Francisco y participaron el sábado en una vigilia de cuatro horas por la paz para Siria, en la Plaza de San Pedro, al sumarse a actos similares de cristianos y no cristianos que tuvieron lugar en todo el mundo.

HOY/AP

 

Decenas de miles de personas respondieron al llamado del papa Francisco y participaron el sábado en una vigilia de cuatro horas por la paz para Siria, en la Plaza de San Pedro, al sumarse a actos similares de cristianos y no cristianos que tuvieron lugar en todo el mundo.

 

Unas 100 mil almas asistieron a la vigilia en la plaza, según el Vaticano, lo que la convierte en una de las más multitudinarias en Occidente en rechazo a la operación bélica que pretende lanzar Estados Unidos contra el régimen sirio por el ataque con armas químicas del 21 de agosto cerca de Damasco.

 

Francisco pasó la mayor parte de la vigilia en oración silenciosa, pero en su alocución emitió un llamado sincero a favor de la paz y censuró a quien “se deja fascinar por los ídolos del dominio y el poder” y destruye con la guerra la creación de Dios.

 

“Quisiera pedir al Señor, esta noche, que nosotros cristianos, los hermanos de las otras religiones, todos los hombres y mujeres de buena voluntad gritasen con fuerza: ¡La violencia y la guerra nunca son camino para la paz!”, apuntó.

 

Banderas pacifistas con los colores del arcoíris ondeaban afuera de la plaza, en la que se sentía una brisa, mientras dirigentes religiosos de diversas denominaciones cristianas y no cristianas se sumaban a cardenales, políticos y gente ordinaria en el atardecer de oración, meditación y cántico de himnos.

 

Solemne

 

El papa entró en la plaza desde las escalinatas de la basílica. En esta ocasión no hizo su animado recorrido en coche abierto como es habitual, indicio de la solemnidad de la coyuntura; el momento marcó el fin de la jornada de ayuno del pontífice y de todos los participantes.

 

Francisco convocó el 1 de septiembre la jornada de ayuno y oración, alarmado por el veloz ritmo de los acontecimientos ante las amenazas de Estados Unidos de lanzar una operación bélica contra Siria por el ataque con armas químicas en las afueras de Damasco.

 

Desde entonces, el Vaticano intensificó su mensaje de paz y su ministro del Exterior citó a embajadores para informarles de la posición de la Santa Sede sobre el conflicto.

 

...

Notas Relacionadas