“Impuntualidad incurable”

La historia de un hombre que nunca ha podido llegar puntual a una cita

HOY / AGENCIAS

Hasta donde recuerda, Jim Dunbar, de 57 años, nunca ha sido capaz de llegar a una cita a tiempo. Sus amigos y familiares siempre piensan que mete excusas a lo loco, pero luego de solicitar una cita con el médico -a la cual llegó media hora tarde- Jim fue diagnosticado con “impuntualidad incurable”.

Dunbar siempre le decía a la gente que la demora no era culpa suya, pero nadie se lo tomaba en serio. Incluso recuerda que cuando tenía 5 años constantemente llegaba tarde a la escuela y a los partidos de fútbol. De adulto dejaba a las mujeres esperando en la primera cita, perdió varios trabajos, llegaba a comer con sus amigos con horas de retraso e incluso iba a los funerales bastantes después de que éstos hubieran comenzado.

Recientemente, Jim trató de llegar a tiempo para ver una película en el cine de su barrio, en Forfar, Escocia, y sabiendo que su impuntualidad podría causarle problemas, salió ¡11 horas antes! Él sabía que el filme comenzaba a las 19.00, pero a pesar de sus esfuerzos, llegó 20 minutos tarde.

Luego de pasar por incontables situaciones similares, decidió hablarle a un médico sobre su problema. Llegó media hora tarde -como era de esperar- a su turno en el hospital Ninewells, aunque finalmente logró encontrar una respuesta para la pregunta que lo venía molestando durante toda la vida: “¿Por qué no puedo ser puntual?”.

Lo sometieron a algunos tests, pero los médicos llegaron a la conclusión de que infortunadamente, su trastorno es incurable.

...

Notas Relacionadas