Caen abigeos

Para lograr capturarlos, la Policía de Tipitapa empleó el factor sorpresa.

 

HOY

Para lograr capturarlos, la Policía de Tipitapa empleó el factor sorpresa. Pero para que el factor sorpresa se diera, trabajaron durante algunos días en la planificación de un operativo, que ayer finalmente se ejecutó por la madrugada.

 Las detenciones de los seis sospechosos de abigeatos y de portación ilegal de armas se logró en cuestión de segundos, pero la operación en sí tardó su tiempo por el difícil acceso a la zona donde se encontraban los sospechosos.

Estos estaban habitando nada más y nada menos que en la comunidad El Nancital y para llegara a esa zona se debe tomar un camino de tierra cuyo acceso está a un lado de la Carretera Panamericana Norte, a altura del kilómetro 67.

 Desde esa entrada hasta El Nancital, hay un trayecto de unos 15 kilómetros.

 Para cumplir con el objetivo de la operación, los agentes de la Estación Ocho de Policía salieron a las dos de la madrugada. Antes de ingresar a la trocha se reunieron por algunos minutos para repasar el plan que consistía básicamente en allanar siete viviendas y encontrar armas. También buscarían objetos propios de las bandas de abigeos.

 Antes de “caer” en el primer punto establecido, los agentes se bajaron de los vehículos y emprendieron una marcha de casi un kilómetro para tener a su favor “el factor sorpresa”.

 Y así efectivamente sucedió. A dos supuestos vigilantes de una propiedad les encontraron más de 14 mil córdobas en efectivo y cinco escopetas. Les hallaron también dos cortadoras que se utilizan para cortar alambrados y algunos cartuchos de escopetas.

A unos nueve kilómetros de ese punto, otras seis viviendas fueron allanadas y se encontraron cuatro armas más. En las requisas, los oficiales a cargo de la operación descubrieron que Agustino Ordóñez, de 45 años, tenía en su propiedad nueve vacas, de las cuales solo de una de ellas tenía la escritura de compra y venta.

 A algunos animales se les notó que la marcas de fierro se las habían borrado, por lo que la Policía procedió a ocuparlas. No obstante, como no tenían en qué llevárselas, quedaron en el mismo sitio, pero los agentes advirtieron a los familiares de Ordóñez que si desaparecían o sufrían algún daño responderían por ellas.

 De las seis viviendas allanadas en ese pequeño caserío detuvieron a tres personas cuyas identidades corresponden a Eddy Arauz Ocón (29), Antonio Díaz (32) y Agustín Ordóñez (45).

 Ver en la versión impresa las páginas: 2

...

Notas Relacionadas