Cambian medidas cautelares

Ramón Ignacio Sánchez recuperó su libertad el lunes pasado, después que se le cambiaran las medidas cautelares de prisión preventiva que tenía desde hace varios días, por arresto domiciliar, para enfrentar el proceso judicial por lesiones.

HOY/Madriz

Ramón Ignacio Sánchez recuperó su libertad el lunes pasado, después que se le cambiaran las medidas cautelares de prisión preventiva que tenía desde hace varios días, por arresto domiciliar, para enfrentar el proceso judicial por lesiones.

A Sánchez, responsable de una empresa de servicio de vigilancia conocida como Emprosa, se le procesa por presuntamente haber agredido a Desireé Vílchez Galindo, funcionaria de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Enacal) de Somoto, a quien supuestamente le habría causado lesiones físicas y psicológicas en plena vía pública.

La víctima había denunciado que tenía una fractura en el brazo, pero el dictamen médico legal reveló que fue violencia física leve.

El juicio se programó para el próximo 2 de septiembre.

...

Notas Relacionadas