Rambo el perro juguetón

Hola amiguitos, cómo están, espero que muy bien porque yo ahora puedo decir que estoy súuuuuper mejor. Mi nombre es Rambo y hoy les contaré mi historia, una que es un poco triste al inicio, pero que ya después se pone muy alegre y divertida. Yo nací en un barrio que se llama Los Rieles, y cuando estaba de un mes de edad, me apartaron de mi mamá y me llevaron a una casa que está en el barrio Waspam Norte, ahí vivía con una familia, que al inicio me traba bien. Pero pasó un tiempo y las cosas fueron cambiando muy rápido, mi dueño comenzó a tratarme mal y hasta me empezó a negar la comida, luego me dio la calle porque andaba un montón de garrapatas y cuando estuve solo, mi vida cambió, no comía nada, no me daban ganas de jugar y pensé que hasta podía llegar a irme de este mundo, pero gracias a Dios no fue así. Un día de tantos, un muchacho me miró y se compadeció de mí, llamó a un veterinario amigo y juntos me lograron curar de la peste de garrapatas que tenía, me bañaron y me llevaron a un hogar temporal para mientras me recuperaba y es donde actualmente me encuentro. Ahora estoy muy feliz porque ya estoy mejor y listo para poder ser adoptado por vos, sí por vos, para que juntos juguemos, nos llevemos bien y la pasemos genial, divirtiéndonos a cada momento. Quiero decirte que soy un perro muy juguetón, manso y me gusta cuidar mi hogar, te aseguro que si me llegás a adoptar la pasaremos de lo mejor, pero si querés hacerlo, solo necesitás llamar al siguiente número de celular: 8415-1913 y preguntar por Rambo, el perro juguetón. Ahí te darán información de lo que debés hacer para adoptarme. Solo hacelo y verás como rápido estaremos juntos, y correremos hasta más no poder por todos los lugares, en el parque, en el patio de la casa y hasta en el campo de fútbol que esté cerca del hogar. Ya con toda esta información me despido de vos y espero que podás llamar para adoptarme. Hasta pronto y saludos.

Hola amiguitos, cómo están, espero que muy bien porque yo ahora puedo decir que estoy súuuuuper mejor. Mi nombre es Rambo y hoy les contaré mi historia, una que es un poco triste al inicio, pero que ya después se pone muy alegre y divertida. Yo nací en un barrio que se llama Los Rieles, y cuando estaba de un mes de edad, me apartaron de mi mamá y me llevaron a una casa que está en el barrio Waspam Norte, ahí vivía con una familia, que al inicio me traba bien. Pero pasó un tiempo y las cosas fueron cambiando muy rápido, mi dueño comenzó a tratarme mal y hasta me empezó a negar la comida, luego me dio la calle porque andaba un montón de garrapatas y cuando estuve solo, mi vida cambió, no comía nada, no me daban ganas de jugar y pensé que hasta podía llegar a irme de este mundo, pero gracias a Dios no fue así. Un día de tantos, un muchacho me miró y se compadeció de mí, llamó a un veterinario amigo y juntos me lograron curar de la peste de garrapatas que tenía, me bañaron y me llevaron a un hogar temporal para mientras me recuperaba y es donde actualmente me encuentro. Ahora estoy muy feliz porque ya estoy mejor y listo para poder ser adoptado por vos, sí por vos, para que juntos juguemos, nos llevemos bien y la pasemos genial, divirtiéndonos a cada momento. Quiero decirte que soy un perro muy juguetón, manso y me gusta cuidar mi hogar, te aseguro que si me llegás a adoptar la pasaremos de lo mejor, pero si querés hacerlo, solo necesitás llamar al siguiente número de celular: 8415-1913 y preguntar por Rambo, el perro juguetón. Ahí te darán información de lo que debés hacer para adoptarme. Solo hacelo y verás como rápido estaremos juntos, y correremos hasta más no poder por todos los lugares, en el parque, en el patio de la casa y hasta en el campo de fútbol que esté cerca del hogar. Ya con toda esta información me despido de vos y espero que podás llamar para adoptarme. Hasta pronto y saludos.

 

...

Notas Relacionadas