Matanza a tiros en Alemania

Cinco personas han muerto en un tiroteo desencadenado en la ciudad alemana de Karlsruhe, donde un hombre ha tomado varios rehenes cuando trataban de desahuciarlo del piso de su novia

 

Dos policías de Fuerzas Especiales caminan frente donde ocurrió el tiroteo. Efe

 

 

HOY/ AGENCIAS

 

Cinco personas han muerto en un tiroteo desencadenado en la ciudad alemana de Karlsruhe, donde un hombre ha tomado varios rehenes cuando trataban de desahuciarlo del piso de su novia.

 

Entre los rehenes estaban el nuevo propietario de la vivienda (que supuestamente ejercía de testigo), el oficial del juzgado que iba a ejecutar el desahucio y un cerrajero. El quinto cadáver, de una mujer, pertenece supuestamente a la novia del asesino. Un portavoz policial ha confirmado que todos los cuerpos tenían heridas de bala.

 

Las autoridades informan de que la toma de rehenes ya ha concluido y de que el secuestrador ha muerto, supuestamente se ha suicidado. La televisión local asegura que se trataba de un hombre aficionado a la caza que disponía de un arsenal cinegético. No hay confirmación oficial del número de víctimas, pero se cree que han fallecido cuatro rehenes y el presunto criminal. Estaban muertos cuando entró la policía, que dice que sus agentes encontraron “cinco personas sin vida”.

 

Según las informaciones difundidas, a la nueve de la mañana se oyeron los primeros disparos. Era la hora fijada para el desahucio. Al parecer, el hombre no opuso resistencia a que los encargados de su desahucio entraran en la vivienda. Después los secuestró y se hizo fuerte con sus armas. Según dijo por la mañana un testigo que pudo salir del ático, en seguida cometió el primer asesinato. Sin embargo, el testigo se desdijo horas más tarde. Explicó que, pese a los disparos, no podía asegurar que hubiera muerto nadie. Dijo a la policía que el secuestrador era un hombre todas luces violento y que tenía una granada de mano.

 

Las autoridades dispusieron un cordón de seguridad de 200 metros alrededor del edificio. Fuerzas especiales de la policía han asaltado el piso este mediodía, cuando detectaron olor a quemado. Habían intentado en vano dialogar con el secuestrador.

 

Karlsruhe, la en general apacible sede del Tribunal Constitucional alemán, es una ciudad de 300.000 habitantes en la próspera región sureña de de Baden-Württemberg. El barrio donde está la vivienda, llamado Nordstadt, es una zona de clase media sin mayores problemas de exclusión social. El distrito ha quedado paralizado por la presencia de más de 200 policías, además de bomberos, ambulancias y periodistas.

 

...

Notas Relacionadas