PARA QUE NO LE DEN ‘NUCA’

Para que no le den “gato por liebre” o “atol con el dedo”, fueron colocadas ayer dos balanzas en el mercado Roberto Huembes, para que así el comprador verificara que la libra de carne, pollo, queso o sus frijolitos tuvieran el peso exacto por el que pagaron.

Las balanzas fueron instaladas contiguo a la gerencia y en el sector de las carnes para verificar que el consumidor reciba el peso exacto de sus productos.
Gloria Ruiz

 

HOY

 

 

Para que no le den “gato por liebre” o “atol con el dedo”, fueron colocadas ayer dos balanzas en el mercado Roberto Huembes, para que así el comprador verificara que la libra de carne, pollo, queso o sus frijolitos tuvieran el peso exacto por el que pagaron.

 

De 32 compradores que pesaron los productos en la pesa en las primeras horas de la mañana de ayer, a muchos les faltó entre una a cuatro onzas en cada producto.

 

Un ejemplo de este fue el caso del consumidor Néstor Lara, quien iba contento y apurado con sus supuestas cuatro libras de hueso de res, para prepararse una buena ‘sopaza’, que al final resultaron tres libras y media.

 

NO RECLAMAN

 

 

“Para qué voy a reclamar, en primer lugar vine rápido al mercado y en segundo lugar para qué lo voy hacer, si en los mercados siempre acostumbran a dar el peso incompleto y siempre lo van a hacer”, manifestó Lara.

 

El problema es que de las 32 compradores que pesaron sus productos, 10 resultaron con menos peso y solo seis consumidores fueron a reclamar, el resto no lo quiso hacer. Una actitud que criticaron las autoridades de la gerencia.

 

“El sentir de la gentes es que como son clientes fijos de algunos comerciantes no quieren reclamar por no tener problemas con ellos. Pero es un derecho que tiene cada consumidor de recibir el peso exacto de un producto, por el que está pagando”, dijo Mario Flores, responsable de operaciones e inspector de metrología, del mercado.

 

Pero al igual que algunas pesas salían con menos, habían otras que tenían de más. En ambos casos la intendencia solicita a los comerciantes a mandar a calibrar las balanzas.

 

Las balanzas estuvieron de las 8:00 de la mañana a las 12:00 del mediodía.

 

MOISÉS RODRÍGUEZ, comerciante NELSON SOBALVARRO, comerciante

 

 

...

Notas Relacionadas