No lo pueden creer

Don Humberto Ramírez no es de las personas que asiste con regularidad a la Iglesia católica de Ticuantepe. Pero al ver la imagen del sacerdote de su municipio, José Heriberto Palacios Quiroz, abrazado con una mujer cerca de una cama le provocó escalofríos.

Luego del escándalo la Iglesia de Ticuantepe ha permanecido cerrada.
Juan C. Tijerino

 

HOY

 

 

Don Humberto Ramírez no es de las personas que asiste con regularidad a la Iglesia católica de Ticuantepe. Pero al ver la imagen del sacerdote de su municipio, José Heriberto Palacios Quiroz, abrazado con una mujer cerca de una cama le provocó escalofríos.

 

A doña María, quien habita a unas cuadras de la parroquia donde oficiaba misa el cura demandado por pensión alimenticia, observar esa misma imagen no le provocó “que la piel se le pusiera como gallina”, pero reaccionó sorprendida.

 

“Definitivamente es él, me cuesta creerlo porque en la Iglesia jamás lo vimos con esa persona. Si no hubiera visto esta foto no lo hubiera creído”, expresó doña María.

 

Contrario a esta feligrés, otros fieles católicos manifestaron no estar sorprendidos con la imagen, sino indignados.

 

Para ellos, esa imagen en la que aparece el padre abrazando a una mujer por la espalda, podría ser un fotomontaje.

 

Las declaraciones antes mencionadas dan una idea del bando que algunos pobladores han comenzado a tomar a raíz de que la noticia se regó por el municipio.

 

Ayer extrañamente la iglesia Corazón de Jesús, permaneció todo la mañana con sus puertas cerradas, cuando generalmente las tiene abiertas durante la mayor parte del día.

 

...

Notas Relacionadas