Enfermedad de reyes

Alexandra, nieta de la reina Victoria de Inglaterra, contrajo matrimonio con Nicolás II, zar de Rusia y producto de este matrimonio nació Alexis (1904), un príncipe que con el tiempo se convertiría en el paciente hemofílico más famoso de la historia.

Fotografías: www.thinkstockphotos.com / Fotoarte: Mario Flores

Hoy

 

 

Alexandra, nieta de la reina Victoria de Inglaterra, contrajo matrimonio con Nicolás II, zar de Rusia y producto de este matrimonio nació Alexis (1904), un príncipe que con el tiempo se convertiría en el paciente hemofílico más famoso de la historia.

 

El recuerdo novelesco de la historia de estos monarcas rusos y su angustia por el príncipe con hemofilia, contribuyó a definir el padecimiento como “una enfermedad de reyes” aunque no es un secreto que la hemofilia afecta a uno de cada 10 mil varones, sin distinción de razas ni estratos sociales.

 

La hemofilia es una de las enfermedades más raras del planeta y “es causada por un defecto en uno de los genes que permiten la coagulación de la sangre, (el cromosoma X), que al fallar ocasiona hemorragias severas”, explicó René Berríos, director del Centro Nacional de Sangre de la Cruz Roja Nicaragüense.

 

Otro dato curioso de este padecimiento es su particular forma de transmisión, pues aún siendo hereditaria solo los hombres podrán padecerla.

 

Esto se debe a que “todos los hombres tienen un cromosoma X y uno Y, es por eso que están más propensos a padecerla, las mujeres solo son portadoras porque tienen dos cromosomas X”, afirma el doctor.

 

En Nicaragua

 

 

Los pacientes con hemofilia necesitan obligatoriamente una transfusión, por eso la Cruz Roja Nicaragüense tiene más de 30 años de tener el control total de estos pacientes.

 

“Actualmente habrán en el país unos 300 enfermos de hemofilia, que son atendidos por la Cruz Roja, dentro de un programa llamado Atención al paciente hemofílico, que recibe pacientes de todas partes del país”, dice el especialista.

 

Lo que intenta hacer el programa, según afirma Berríos, es alargar la vida de los enfermos y evitar que la enfermedad siga en aumento.

 

“Es importante que todo el mundo sepa como identificar la hemofilia, tanto las portadoras como los pacientes, para tratar la enfermedad de manera adecuada y tener menos hijos cuando se es portador”, finaliza el director.

 

fuente: Organización Mundial de la Salud y doctor René Berríos, director del Centro Nacional de Sangre de la Cruz Roja Nicaragüense.

 

 

Fuente: Doctor René Berríos director del Centro Nacional de Sangre de la Cruz Roja Nicaragüense

 

 

...

Notas Relacionadas