Lluvia los une

Aunque en el verano el techo del tramo es suficiente para cubrir los productos perecederos que vende Rudy Jarquín, la situación cambia en invierno.

Algunos comerciantes han colocado mantas publicitarias como techo para evitar que el agua de lluvia moje los productos.
Gloria Ruiz

 

HOY

 

 

Aunque en el verano el techo del tramo es suficiente para cubrir los productos perecederos que vende Rudy Jarquín, la situación cambia en invierno.

 

Rudy tiene uno de los 54 tramos que fueron entregados a inicio del año a vendedores ambulantes. Este hombre junto a un grupo de comerciantes hacen rifas entre otras actividades con el propósito de recaudar fondos y así instalar un bajarete que cubra el frente de sus tramos y evitar que su mercadería se moje y dañe con la lluvia.

 

“El objetivo es recaudar fondos para construir el bajarete poco a poco. Nosotros estamos gestionando con la gerencia para ver en que nos pueden ayudar”, dijo el comerciante.

 

Lo que los marchantes solicitan de la gerencia es el zinc.

 

COLABORACIÓN

 

 

Por su parte, José Blanco, gerente del centro de compras indicó que la intendencia apoya la iniciativa de los comerciantes y lo primero que hicieron fue que les dio el derecho para construir el bajarete al frente de sus negocios sin costo alguno.

 

Además, “nos pidieron que les autorizáramos el permiso de que pudieran hacer esa mejora y lo hicimos”, dijo Blanco, quien señala que los comerciantes tampoco pagarán a la gerencia por hacer esa mejora.

 

El personal de soldadura de la intendencia y las herramientas para instalar el techo del bajarete serán facilitadas por la gerencia, aseguró el Blanco.

 

“Solo que ellos van a poner el material”, dijo el funcionario.

 

Para la construcción del bajarete en cada tramo, la inversión es de 1,300 córdobas, según las cotizaciones que han hecho los comerciantes.

 

OTRA SITUACIÓN

 

 

Mientras que un grupo de siete comerciantes que venden productos perecederos aseguran que las únicas que se acercan a sus establecimientos son las moscas. Esto luego que la intendencia los ubicará en la acera frente al parqueo de los lácteos y antes estaban en medio del parqueo.

 

“No estamos vendiendo casi nada, porque nuestra clientela nos busca en el otro lugar”, comentó Socorro Molina, una de las siete comerciantes afectadas.

 

Blanco dijo que: “Cuando hicimos la reubicación, lo hicimos de consenso con ellos —los comerciantes—. Aunque al principio no estaban de acuerdo con la reubicación, después les fuimos dando las condiciones que pedían. Nos pidieron que les diéramos toda la acera y así fue”.

 

ISAURA MORALES, comerciante ERVIN HERNÁNDEZ, comerciante

 

 

...

Notas Relacionadas