Termina tufalera

Como caídos del cielo aparecieron el pasado viernes por la noche los miembros de una cuadrilla de Enacal, quienes con todas sus herramientas lograron destapar los tres manjoles que tenían enfermos a pobladores y comerciantes de la zona de venta de repuestos del Oriental.

Trabajadores de enacal limpiaron manjoles que hace más de 20 días emanaban un fuerte que estaba provocando enfermedades.
Héctor Esquivel

HOY

 

 

Como caídos del cielo aparecieron el pasado viernes por la noche los miembros de una cuadrilla de Enacal, quienes con todas sus herramientas lograron destapar los tres manjoles que tenían enfermos a pobladores y comerciantes de la zona de venta de repuestos del Oriental.

 

De acuerdo con los pobladores, la tufalera y las malas condiciones en las que estaban viviendo habían ocasionado que tres jóvenes, entre ellos una embarazada, se enfermaran con serios problemas en las amígdalas.

 

Los comerciantes aseguran que el hedor ya los tenía locos, y varios de ellos empezaron a presentar problemas estomacales por convivir constantemente con el ‘tufo’ y con los inodoros ‘taqueados’.

 

La publicación

 

 

Esperanza Gutiérrez, quien tiene más de 20 años de habitar en la zona de El Calvario del mercado Oriental, explicó que gracias a la publicación que el HOY sacó la semana pasada en esta sección, la solución se agilizó.

 

“Aquí todos estábamos enfermos y los más perjudicados fueron los comerciantes, porque la gente ni asomaba las narices en los tramos. Pero estamos sumamente agradecidos con ustedes por ayudarnos”, manifestó Gutiérrez.

 

Algunos miembros de la cuadrilla de Enacal expresaron que pasará mucho tiempo para que el manjol se vuelva a taquear, porque utilizaron todas sus ‘artimañas’ para dejarlo bien limpio.

 

También advirtieron que la solución depende de los comerciantes y pobladores, quienes tienen que dejar de botar basura, para que esta no ‘taquee’ los finos tubos que se encuentran en los manjoles.

 

Los comerciantes hacen un llamado a los demás vendedores del mercado a que empiecen a mantener limpias las calles, para que cuando caiga un fuerte aguacero todos los desperdicios no se acumulen en los manjoles y no sigan ocurriendo este tipo de problemas, porque al final los perjudicados son unos cuantos y se debe tener conciencia que la tubería es vieja, por lo tanto debe cuidarse.

 

...

Notas Relacionadas