Un ícono de la música latina

En 1984 con la salida de su primer álbum, Soplando, no era fácil vaticinar que este tímido cantautor al frente de su grupo 4-40 alcanzaría la dimensión mundial de la que hoy goza.

agencias

HOY/ AGENCIAS

 

 

En 1984 con la salida de su primer álbum, Soplando, no era fácil vaticinar que este tímido cantautor al frente de su grupo 4-40 alcanzaría la dimensión mundial de la que hoy goza.

 

Juan Luis Guerra cumplió este jueves 55 años ‘encaramado’ en una popularidad que le sitúa, sin dudas, como el más internacional de los artistas dominicanos a golpe de candentes y seductores ritmos populares aderezados en los últimos años con temas salidos de su fe cristiana.

 

Este larguirucho soñador, que un día dejó los estudios universitarios de filosofía para seguir su pasión por la música y que ha sabido llevar con éxito el merengue y la bachata a lugares como Japón y Australia, ha logrado conquistar a medio mundo.

 

Este artista supo enganchar con el gusto popular con ese estilo suave y diferente que dio un giro más comercial con su segunda producción, Mudanza y acarreo(1985) y después con Mientras más lo pienso… tu (1986), que definitivamente marcaron el surgimiento de un artista de muchos quilates.

 

La consagración le llegó a Juan Luis con Ojalá que llueva café (1990) y especialmente con Bachata rosa(1991), que el propio intérprete cree que ha sido su marca de fábrica.

 

Después de 28 años establecido como una estrella de la música latinoamericana, con premios y reconocimientos por doquier y vendido millones de discos, Guerra sigue siendo un hombre de bajo perfil al que en pocas ocasiones se le ve en lugares públicos.

 

...

Notas Relacionadas