10 PESOS MÁS CAROS

Hace dos días la docena de tomates se cotizaba en 30 córdobas en el mercado Roberto Huembes, pero ayer aumentó 10 córdobas, es decir ahora se compra en 40 córdobas, según varios comerciantes consultados en ese centro de compras.

Aunque los compradores esperan que el precio del tomate no siga aumentando, los comerciantes opinan lo contrario.
Gloria Ruiz

 

HOY

 

 

Hace dos días la docena de tomates se cotizaba en 30 córdobas en el mercado Roberto Huembes, pero ayer aumentó 10 córdobas, es decir ahora se compra en 40 córdobas, según varios comerciantes consultados en ese centro de compras.

 

Los comerciantes pasaron de comprar la cajilla de 350 a 520 pesos, según comentó el marchante Roberto González, mientras limpiaba uno a uno los tomates.

 

El mayor afectado con el alza del producto tan necesario en la cocina nicaragüense es el consumidor, a quien ya no le ajusta para comprar la docena de tomates.

 

SE ACOMODAN

 

 

“La bolsa (el dinero) de la gente no le da para comprar más que tres tomates por 10 córdobas, que es una opción que le damos al consumidor, porque con la crisis vendemos al menudeo como en las ventas. Si ellos (los compradores) quieren le vendemos hasta un solo tomate, para que la gente se pueda acomodar”, dijo el marchante.

 

José Alemán, también comerciante de productos perecederos, asegura desconocer el porqué del alza del producto y presume que este pueda seguir aumentando, porque el año pasado una docena de tomate llegó a costar hasta 60 córdobas.

 

Según los comerciantes, la ganancia que les queda de una cajilla de tomates es de 100 córdobas, para obtenerla tienen que pasar tres días, tiempo que tardan en vender una cajilla de tomates.

 

Jesenia López, habitante del barrio Pantasma, considera que es una “grosería”, ya que los consumidores cada vez tienen que estirar el salario para poder comprar todos los productos básicos que requieren.

 

“Cada día vamos de mal en peor. No es justo para nosotros que nos partimos las espalda trabajando, que cuando vamos a comprar la comida de la quincena el salario no nos ajuste porque todo está caro”, dijo López.

 

JESSICADOMÍNGUEZ, consumidora ASHLEY OCÓN, consumidora

 

 

...

Notas Relacionadas