Malas ventas

El grito al cielo están pegando los comerciantes del galerón de los mariscos del mercado Israel Lewites, ya que aseguran que las ventas están ‘palmadas’.

fotografías: Gloria Ruiz / Fotoarte: Félix Castillo

HOY

 

 

El grito al cielo están pegando los comerciantes del galerón de los mariscos del mercado Israel Lewites, ya que aseguran que las ventas están ‘palmadas’.

 

Según los marchantes las ventas se han reducido más de un 50 por ciento en las últimas semanas, ya que quienes llegaban a comercializar hasta 300 libras al día, ahora venden entre 50 y 120 libras de mariscos diario.

 

“La gente no está comprando casi pescado, hoy —ayer— ya es la 1:00 de la tarde y apenas vendí 50 libras de mariscos”, manifestó la comerciante Marbila Palacios, mientras limpiaba un pescado macarela.

 

Un factor que ha originado las bajas ventas es el precio del producto, ya que muchos compradores consultados aseguran que está demasiado caro.

 

BOLSA NO DA PARA TANTO

 

 

“En una familia de seis miembros como la mía, una libra de pescado es demasiado poco. Entonces tenemos que comprar más y eso no nos resulta, no da el bolsillo”, comentó Martha González, habitante del barrio Tierra Prometida, quien llega a realizar sus compras al Israel Lewites.

 

Y es que la libra de pargo rojo, un tipo de pescado que es muy gustado por los compradores cuesta 50 pesos. La libra de macarela se encuentra a 40 córdobas y la libra de chuleta de pescado cuesta 50 pesos.

 

“El problema es que cuando le suben a un producto no le vuelven a bajar y con la situación económica tan crítica que vivimos no podemos darnos el lujo de comer productos tan caros”, manifestó Salvador Morales, otro comprador de ese centro de compras.

 

Se supone que para esta temporada, cuando la demanda de mariscos es menor el producto debería de estar más accesible para el consumidor, sin embargo no es así. Los vendedores de mariscos de ese centro de compras aseguran que ellos compran caro y ganan menos, debido a la lentitud con la que se comercializa el producto.

 

A la semana los comerciantes compran entre 300 y 800 libras, esta última cifra es cuando se encuentran regular las ventas, pero lo normal que compran cuando las ventas están buenísimas son unas mil libras de mariscos, entre pescados, camarones, conchas, langosta y punche.

 

Lo poco que se vende es pescados, ya que la bolsa de la gente no le da para comprar una libra de camarón que se cotiza entre los 80 y 120 córdobas.

 

TOMAS OBANDO, comerciante FREDDY MUÑOZ, comerciante

 

 

...

NOTAS RELACIONADAS