Multa récord

Una pareja china que incumplió la política oficial del “hijo único” y tuvo un segundo vástago deberá pagar 205,000 dólares (165,384 euros), la mayor multa impuesta por las autoridades de Ruian, informaron ayer medios locales.

 

Una pareja china que incumplió la política oficial del “hijo único” y tuvo un segundo vástago deberá pagar 205,000 dólares (165,384 euros), la mayor multa impuesta por las autoridades de Ruian, informaron ayer medios locales.

 

La elevada cifra a pagar por los padres, cuyas identidades no han sido reveladas, resulta de multiplicar en un abanico de cuatro a ocho veces sus ingresos anuales, como estipula la legislación en esa ciudad del distrito Wenzhou, donde viven muchas familias adineradas.

 

En Ruian se han registrado las máximas multas fijadas hasta ahora, según las autoridades locales, flexibles a la hora de planificar con las familias el pago de las multas. Casi la mitad de los matrimonios de Wenzhou tienen dos hijos y más de una docena fueron penalizados con más de 156,825 dólares (126,473 euros). La multa más elevada hasta la fecha fue impuesta en abril pasado también a unos padres de Ruian y se elevaba a 196,032 dólares.

 

Los progenitores que deben pagar la nueva cifra récord tuvieron su primer hijo varón en 1995 y en febrero pasado tuvieron una hija, a pesar de no ajustarse a las escasas excepciones que permite la ley.

 

Entre los requisitos que impone la legislación para permitir un segundo hijo figuran que ambos cónyuges sean hijos únicos, que residan en zonas rurales si el primero vástago fue mujer o que el primer descendiente sufra una enfermedad no hereditaria.

 

La política del “hijo único” se instauró en 1979 para frenar la superpoblación en China y, según las estadísticas gubernamentales, ha logrado reducir el crecimiento demográfico anual de 1.35 millones en 1980 a 630,000 en la actualidad.

 

...

Notas Relacionadas