Racionamiento

Madrugan o se desvelan para llenar barriles y panas con agua potable. Así viven desde hace tres años los pobladores del barrio El Paraisito, en Managua.

Las amas de casa en el barrio El Paraisito deben almacenar agua en baldes, barriles y panas.
Elida Rodríguez

 

HOY

 

Madrugan o se desvelan para llenar barriles y panas con agua potable. Así viven desde hace tres años los pobladores del barrio El Paraisito, en Managua.

 

Para María Saavedra, una joven microempresaria, el agua es vital para mantener frescas las rosas que ofrece en su floristería.

 

Ella y otros propietarios de pequeños negocios registran pérdidas por la falta de agua potable en horas del día.

 

“Tenemos que estar acarreando agua para el baño o la cocina y no pensamos ni en la posibilidad de comprar un tanque porque son muy caros”, comentó Josué Hernández, otro de los afectados.

 

Los horarios de racionamiento desde hace tres semanas se han prolongado y hay días en que el vital líquido llega a los hogares del barrio hasta las 12:00 de la noche.

 

Por esta razón, los habitantes de este sector de Managua le hacen un llamado a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) para reducir las horas de corte.

 

Opciones

 

“Considero disminuir los cortes y darnos más horas a nosotros, porque es necesario tener agua para mantener la limpieza en el hogar”, comentó Ricardo Rodríguez.

 

Maritza Tellería, divulgadora de Enacal, dijo que reportará el caso a la gerencia de Operaciones para que se realice una inspección lo antes posible.

 

“Puede que esté dañada alguna válvula y que eso dificulte el bombeo del agua hacia los hogares, pero se enviará una cuadrilla para determinar el problema”, detalló Tellería.

 

...

Notas Relacionadas