Se le hacen “los locos”

José Antonio Sierra, tiene un datashow, que es un aparato que funciona para proyectar textos, muy útil para quienes imparten clases. El mencionado aparato se le dañó, por eso decidió llevarlo a una casa comercial que se dedica a hacer este tipo de arreglos, ubicada en Altamira, Managua.

José Antonio Sierra, tiene un datashow, que es un aparato que funciona para proyectar textos, muy útil para quienes imparten clases. El mencionado aparato se le dañó, por eso decidió llevarlo a una casa comercial que se dedica a hacer este tipo de arreglos, ubicada en Altamira, Managua. El objeto, según comentó Sierra, le había costado US$ 800 que no estaba
dispuesto a perder, y en el lugar gustosamente le recibieron el datashow cobrándole US$ 20 para una revisión general.

 

Al cabo de unos días le dijeron que era la fuente de poder la que estaba dañada y que ellos se iban a encargar de reemplazarla y le avisarían
cuando todo estuviera listo. Sin embargo, el tiempo pasó y de la empresa no se sabía nada. El señor preocupado decidió ir a reclamar por su pertenencia,
pero no tuvo suerte, pues no le devolvieron ni el artefacto, ni mucho menos el dinero que había pagado.

Desde entonces han pasado ya dos años y el afectado se rehúsa a dar su datashow, por perdido. Sin embargo, hasta la gerencia de la empresa ha aludido la responsabilidad de responder por los daños. “Ellos dicen que no se pueden responder por nada, pues yo llegué después de seis meses, pero cómo iba a ir antes si ellos quedaron de llamarme y nunca lo hicieron”,
reclamó el quejoso.

 

RESPUESTA :

Voz Ciudadana se comunicó con la empresa en Altamira para buscar una solución al denunciante. Sin embargo, la persona que atendió nuestro  llamado además de negarse identificarse dijo que ya se le había explicado al cliente que “hay una cláusula en el documento que se le entregó donde se
especifica que la empresa no se hace responsable por los objetos que dejan acá cuando ya han pasado más de seis meses”.

 

Esta persona recalcó que lo que el afectado reclamaba era un problema viejo que ya no tenía como ser resuelto, pues hasta la gerente en persona se lo había comunicado al señor Sierra. No obstante, Voz Ciudadana recibió asesoría de parte de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, donde el afectado puede dirigirse para seguir insistiendo en su reclamo. Gustavo Ortega, subdirector de este centro dijo que él en persona se encargará de ayudarle al denunciante.

 

“Que se venga a nuestras oficinas ubicadas de la mansión Teodolinda, cuatro
cuadras al sur, dos cuadras abajo en Bolonia, que pregunte por mí o por Hernán Peña, que con gusto le
apoyaremos”, indicó el subdirector

...

Notas Relacionadas