Adolescente vivió una odisea

Salir a vender tomates a las calles se convirtió en una pesadilla para una adolescente de 15 años, debido a que cuando pasó por la casa de un hombre que le cuadruplicaba la edad, este supuestamente bajo amenazas y por la fuerza la metió a la vivienda y la violó.

Wilfredo Rivas, según su abogado, padece de asma y artritis y pidió arresto domiciliar, pero le fue negado.
Alejandro Flores

Hoy

 

Salir a vender tomates a las calles se convirtió en una pesadilla para una adolescente de 15 años, debido a que cuando pasó por la casa de un hombre que le cuadruplicaba la edad, este supuestamente bajo amenazas y por la fuerza la metió a la vivienda y la violó.

 

Esa primera ocasión que la víctima fue violada, el 7 de octubre de 2011, según la Fiscalía, la menor fue obligada a permanecer en la vivienda desde las 4:00 de la tarde hasta la medianoche y el sujeto la amenazó con “voy a comprar una pistola y voy a matar a tu tía y a tu hermana si contás algo”.

 

Según la acusación, el hombre siguió violando a la adolescente en varias ocasiones hasta que la madre de la víctima, por aviso de otra menor, se enteró de la situación y el pasado 20 de enero encontró a su hija en la casa del presunto abusador. La menor estaba encerrada en el baño y estaba llorando.

 

Ese mismo día fue rescatada en un barrio del Distrito Seis de Managua.

 

El señalado por la Fiscalía del delito de violación es Wilfredo Rivas, de 62 años, quien ayer fue puesto a la orden del Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencias. El juicio se programó para el 12 de junio.

 

...

Notas Relacionadas