Póngale orégano

Casi todas las personas han comido alimentos que lo contienen, o hemos espolvoreado un poco de orégano sobre la pizza, esto sin estar al corriente de sus poderes curativos.

www.thinkstockphotos.com

Tomado de http://www.webdehogar.com/salud-familiar/05050504.htm Arrancarse el pelo Tomado de http://www.elmundo.es/elmundosalud/2007/10/05/neurociencia/1191605157.html

 

 

Casi todas las personas han   comido alimentos que lo contienen, o  hemos espolvoreado un poco de orégano sobre la pizza, esto sin estar al corriente de sus poderes curativos. En un estudio comparativo, el orégano encabeza la lista de hierbas aromáticas curativas. Según el doctor Shiow Y. Wang, bioquímico y líder en la investigación sobre las propiedades curativas de las plantas, las hierbas pertenecientes a la familia del orégano ejercen el mayor efecto antioxidante en el reino vegetal.

 

En general, el orégano tiene hasta 20 veces más contenido en antioxidantes que las demás hierbas estudiadas. En un cálculo del peso por gramo, el orégano y otras hierbas de la familia han superado a la mayoría de frutas y verduras en su acción antioxidante. El orégano tiene 42 veces más antioxidantes que las manzanas, 30 veces más que las patatas, 12 veces más que las naranjas y 4 veces más que los arándanos. Pero eso no es todo, el  aceite de orégano puede combatir un amplio rango de infecciones y una variedad de hongos.

 

En los últimos años se ha descubierto  que es un tratamiento efectivo para dolencias como la indigestión, la candidiasis (producidas por un hongo del tipo de las levaduras), diarreas, tensión nerviosa, picaduras de insectos, dolor de dientes, dolor de oídos, reumatismo y bronquitis (principalmente por sus efectos antiespasmódicos), entre otros desórdenes. El orégano es tan beneficioso que incluso se han publicado libros sobre él.  El orégano silvestre contiene altos niveles de calcio, magnesio, zinc, hierro, potasio, cobre, boro y manganeso. También contiene vitaminas C y A (betacaroteno) y niacina. Todo esto convierte al aceite de orégano en un importante suplemento para tratar micosis internas y externas, incluido el pie de atleta. Ciertas enfermedades de la piel como la psoriasis y el eczema disminuyen considerablemente al tratarlas con dicho aceite.

 

Se estima que en el mundo alrededor de 20 millones de personas padecen este trastorno, que lleva a arrancarse el pelo hasta el extremo, en muchos casos, de formar calvas en la cabeza y en otras zonas del cuerpo. La tricotilomanía, está considerada como un trastorno del control de los impulsos que se da por unos momentos previos de tensión que se alivia al arrancar el cabello. Las personas que la padecen requieren de un tratamiento que incluya tanto fármacos (antidepresivos e inhibidores de recaptación de serotonina), como terapias cognitivas o hipnosis, puede ayudar en algunos casos, pero no resulta demasiado efectivo.

 

www.thinkstockphotos.com

 

 

...

Notas Relacionadas